COVID-19: ayudas para autónomos

Ayudas del Gobierno y de la Generalitat de Cataluña para autónomos cuyas actividades económicas se han visto afectadas por el COVID-19.



El parón de la actividad económica generado por el COVID-19 y la hiperactividad legislativa de las Administraciones durante lo que llevamos de la crisis ha afectado especialmente al colectivo de empresarios y profesionales autónomos, generando toda una serie de dudas.



Ante esta situación, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España ha publicado una guía práctica con las preguntas más frecuentes sobre las medidas adoptadas para este colectivo, (enlace); mientras que la Generalitat de Cataluña ha publicado la existencia de una línea de ayudas en el siguiente enlace, cuyo funcionamiento se resume a continuación.




1. Ayudas de la Generalitat de Cataluña



A modo de compensación por las pérdidas económicas causadas por el COVID-19, el Gobierno autonómico prevé una línea de ayudas de hasta 2.000.-€ para las personas físicas que trabajen como autónomos -no para autónomos societarios, ni para familiares colaboradores-.


Esta ayuda es incompatible con cualquier otra ayuda, prestación, subsidio o subvención pública o privada destinados a esta misma finalidad; y los requisitos para obtenerla son los siguientes:


  • haber sufrido una reducción drástica e involuntaria de su facturación en el mes de marzo de 2020, en comparación con el mismo mes del año anterior como consecuencia de los efectos del coronavirus en su actividad económica.


  • Que están dados de alta en actividades cuyo cierre ha sido declarado por las autoridades -esto es, que estén en situación de alta en el RETA, como mínimo, durante el primer trimestre del 2020-.


  • Que han suspendido su actividad económica como medida derivada de la aplicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.


  • Que no disponen de otras fuentes alternativas de ingresos.


  • Que la base imponible de su última declaración de la renta de las personas físicas disponible es igual o inferior a 25.000.-€.


  • Que cumplen con las obligaciones tributarias estatales y de Generalitat, así como con las obligaciones ante la Seguridad Social, o que disponen de la correspondiente resolución de prórroga, aplazamiento, moratoria o cualquier otra condición especial de sus deudas con el Estado.


Que tienen su domicilio en Cataluña.


El importe de la ayuda se determinará en función del régimen de tributación. Así, para el caso de que se tribute en régimen de estimación objetiva:


  • el importe de la ayuda se calculará basándose en el rendimiento neto anual del módulo correspondiente a la actividad que haya sido consignada en el modelo 131.

  • el importe de la ayuda será igual a la parte proporcional de los días del mes de marzo de 2020 en que el trabajador autónomo haya cerrado el negocio y/o haya reducido drásticamente su actividad económica.


Mientras que, para el caso de tributar en régimen de estimación directa, el importe dependerá de:


  • Si las personas trabajadoras autónomas se dieron de alta en el RETA antes del 1 de marzo de 2019, en cuyo caso deberán calcular el importe comparando el resultado del mes de marzo de 2020 y el resultado del mes de marzo de 2019.


  • Si las personas trabajadoras autónomas que se dieron de alta en el RETA a partir del 1 de marzo de 2019, en cuyo caso deberán calcular el importe comparando el resultado del mes de marzo de 2020 y la media de los resultados obtenidos desde la fecha de alta en el RETA hasta el mes de febrero 2020.

El resultado económico del mes de marzo de 2020 deberá ser inferior a 950 euros; y también deberá haber experimentado una reducción igual o superior al 35% con respecto al resultado del mes de marzo de 2019 o a la media de los resultados de los meses anteriores.


La documentación requerida para optar a estas ayudas, que no hará falta aportar e su totalidad en el mismo momento de la solicitud, es la siguiente:


  • Documento "Estimación directa ingresos y gastos" debidamente rellenado.


  • Copia del libro-registro de facturas emitidas y recibos, del libro diario de ingresos y gastos, del libro-registro de ventas e ingresos o del libro de compras y gastos de los períodos justificados (marzo 2020 y marzo 2019 o periodo equivalente). Los trabajadores que no estén obligados a llevar estos libros podrán acreditar las facturas y los gastos por cualquier medio de prueba admitido en derecho.


  • Modelo 131 (IRPF) del primer trimestre de 2019 y 2020 para los empresarios y profesionales en Estimación Directa.


  • Modelo 303 del IVA del primer trimestre de 2019 y 2020.


  • Modelo 131 (IRPF) del primer trimestre de 2019 y 2020 para los empresarios y profesionales en Estimación Objetiva.


El formulario de solicitud oficial está disponible a travé de este enlace del Canal Empresa de la Generalitat de Cataluña. Una vez rellenado, puede presentarse telemáticamente mediante certificado digital a través del mismo portal de trámites dentro del mes siguiente al 4 de abril de 2020.




2. Ayudas del Gobierno de España



El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España ha publicado una guía práctica con las preguntas más frecuentes sobre las medidas adoptadas para los autónomos, que puede encontrase en este enlace.


Entre los recursos que se mencionan en ella cabe destacar la prestación económica extraordinaria por cese de actividad, aplicable a los trabajadores por cuenta propia o autónomos, con las actividades suspendidas por el Decreto de alarma o cuando su facturación en el mes anterior al que se solicite la prestación se vea reducida, al menos, en un 75% en relación con la media de facturación del semestre anterior.


Para optar a esta prestación, aunque no se haya cotizado en el pasado, será equivalente al 70% de la base de cotización de los últimos 6 meses (en el caso de los autónomos que coticen por la cuota mínima mensual de 286,15.-€, equivalente a 944,40.-€ de base, la prestación sería, pues, de 661,86.-€), hay que cumplir con los siguientes requisitos:


  • Estar afiliados y en situación de alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores (RETA) por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.


  • En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida por el decreto de alarma, acreditar la reducción de su facturación en, al menos, un 75% en relación con la efectuada en el semestre anterior.


  • Estar al corriente de las cuotas a la Seguridad Social. Si a la fecha de la suspensión o la reducción no fuera así, se otorgará un plazo de 30 días naturales para regularizar esta situación.

La determinación de la cuantía de la prestación se llevará a cabo aplicando el 70% a la base reguladora, calculada de conformidad con lo previsto en el art. 339 de la Ley General de la Seguridad Social, aprobada por Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre. Esta prestación tendrá una duración de 1 mes y se ampliará hasta el último día del mes en que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que éste se prorrogue o tenga una duración superior al mes.


El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro. Asimismo, no se verán afectadas las bonificaciones condicionadas al mantenimiento de la actividad o las tarifas planas de que se estén beneficiando los autónomos que soliciten esta ayuda


Los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por su encuadramiento como trabajadores por cuenta propia en el régimen especial que corresponda, tendrán derecho igualmente a esta prestación extraordinaria, siempre que reúnan los requisitos establecidos en este artículo.


El trabajador autónomo debe ponerse en contacto con su mutua colaboradora con la Seguridad Social y solicitarla telemáticamente.


La documentación a aportar en el caso de cese de actividad por fuerza mayor, será una declaración jurada en la que deberá constar la fecha de la producción de la fuerza mayor (declaración del estado de alarma, el 14 de marzo), utilizándose el modelo normalizado de cada mutua.


Para los autónomos cuya actividad se encuentre suspendida por el Estado de Alarma o cuyos ingresos se hayan reducido, sin embargo, se deberá adjuntar la siguiente documentación:


  • el modelo 145;


  • una fotocopia del DNI;


  • los dos últimos recibos de cotización;


  • el libro de familia, en caso de contar con hijos a cargo; y


  • el número de cuenta donde quiere que le ingresen la prestación.


Para los trabajadores que soliciten la ayuda por el descenso de su actividad en más de un 75%, además de la anterior documentación, tendrán que acreditar dicha caída con la documentación que le solicite la mutua.


En el caso de los autónomos que no están obligados a llevar los citados documentos de contabilidad, se admitirá cualquier medio de prueba admitido en derecho.


Además, toda solicitud deberá ir acompañada de una declaración jurada en la que se haga constar que cumplen todos los requisitos exigidospara causar derecho a esta prestación.


Es importante tener en cuenta que debido a la eventual concesión retroactiva, en su caso, de la nueva prestación por parte de las entidades gestoras de la misma, es posible que tengan que realizarse, con posterioridad, regularizaciones en las cotizaciones, con las consiguientes devoluciones de cuotas a los interesados, las cuales se realizarán de oficio, en todo caso.


Para más información acerca de esta prestación, les recomendamos pulsar en este enlace de la revista de la revista de la Seguridad Social; publicación donde se encuentra, además, en este otro enlace, la manera de solicitarla y una entrevista al Ministro José Luís Escrivá en la que la explica.




Pulse en el botón o en la imagen para descargarse el artículo